Cómo Prevenir y Superar la Ansiedad

A menudo, los síntomas de los trastornos de ansiedad no se manifiestan hasta que una situación de estrés desencadena la crisis.


Hay actividades preventivas de fácil realización que pueden evitar la aparición de la ansiedad y calmar los síntomas cuando aparecen:
 
Hable de sus problemas – Procure convivir con personas en estrecha relación de amistad, con quienes pueda compartir sus experiencias ampliamente. Los que siempre están aislados corren mayor riesgo de ansiedad. Si este es su caso, mantenga una buena relación con un familiar o un amigo que pueda satisfacer su necesidad de compañía.

Practique la relajación – La tensión acompaña a todas las formas de ansiedad, y es esencial saber cómo conseguir relajarse de una manera sistemática y habitual.


Utilice la respiración como un medio para evitar la tensión – Es sorprendente cómo algunos ejercicios sencillos de respiración pausada, profunda (del vientre hacia el tórax), pueden proporcionar calma ante una situación de ansiedad o angustia, lo que evita complicaciones.
 

Aliméntese de manera apropiada – La investigación muestra que evitar la hipoglucemia y tomar un desayuno con proteínas son hábitos que mantienen el equilibrio bioquímico del organismo y evitan los pensamientos que traen preocupaciones. Por lo tanto, coma alimentos saludables y comience el día con un buen desayuno: leche de soja, pan integral y frutas frescas.


Busque grupos de apoyo – Son grupos de personas con problemas similares. En muchas ciudades hay grupos de terapia organizados. En este contexto, usted aprenderá mucho de la experiencia de otros, y así podrá entender muy bien sus dificultades. Por otra parte, investigaciones clínicas nos llevan a la conclusión de que las técnicas más eficaces para el tratamiento de la ansiedad se basan en la psicología cognitivo-conductual. Veamos dos de ellas:


Dejar de pensar – Se ha demostrado eficaz, especialmente en asuntos que causan ansiedad. Si, por ejemplo, la causa de la ansiedad es el miedo a contraer una enfermedad mortal, identifique los pensamientos relacionados con este miedo (por ejemplo, la enfermedad de un familiar), o cualquier idea que inicie una cadena de problemas que terminen causando ansiedad. Al primer indicio de aproximación a este pensamiento, diga “¡No!”, y piense en otra cosa o en una actividad que pueda distraer la mente.


Desensibilización sistemática – Consiste en el aprendizaje de técnicas de relajación para poder hacer frente a la ansiedad en estado relativamente tranquilo. Esta tarea comienza con el pensamiento, continúa con una advertencia de la situación de ansiedad para, finalmente, abordar la ansiedad real. En otras palabras, la idea es repensar el tema en otro momento, para hacer frente a la situación real. La posibilidad de éxito es muy grande, y el procedimiento es rápido, pero requiere el apoyo de un psicólogo.


Estas técnicas pueden ser eficaces, pero son superficiales. A menudo los problemas de ansiedad pueden tener raíces profundas, como en el caso de Laura. En estas circunstancias, es necesario combatir la causa del problema y no solo los síntomas.
“SECRETOS DEL BIENESTAR EMOCIONAL “  –  JULIÁN MELGOSA Y MICHELSON BORGES.

Causas Profundas de Ansiedad

Ansiedad Exceso de Futuro

×